SWE- Åtta.45

Speedmaster XL 106 y Speedmaster XL 162. Con AutoPlate XL y Prinect Inpress Control 2, perfectamente equipados para las tiradas pequeñas.

Atta_130515

Todo de una misma fuente

“Con Heidelberg tenemos una relación como de socios y todo lo que adquirimos procede de una misma fuente: máquinas con la máxima productividad, un servicio acreditado y rápido para que su disponibilidad sea excelente y unos consumibles perfectamente adaptados a ellas con los que alcanzamos los mejores resultados de impresión”, comenta Erik Mauritzon, el gerente de la imprenta. Situada en la población de Järfälla cerca de Estocolmo, la imprenta sueca Åtta.45 ha adoptado una clara estrategia de futuro y ha apostado por la más grande inversión realizada en su nada dilatada historia. Åtta.45 ocupa desde abril del año pasado unas nuevas instalaciones donde produce con un paquete extenso que se compone de una solución de flujo de trabajo, dos nuevas Speedmaster XL 106-8-P, una Speedmaster XL 162-8-P, una Stitchmaster ST 500, servicios y consumibles con un valor total de 13 millones de euros. “Queremos proseguir nuestro crecimiento en el futuro y para ello necesitamos más espacio y una logística mejor, además de los equipos más modernos que hay actualmente en el mercado”, comenta Erik Mauritzon.

Sigan leyendo